viernes, 8 de octubre de 2010

Para perder la cabeza

Soy esclava
de las limitaciones que (me) impones.

Presa de tus tentaciones.

Y estoy condenada a vivir
ausencias de ti
en los amaneceres.

..................................................................

Memoré cada uno de los pecados
con afán de no olvidarlos.
Los siete pecados que tú me asignaste
sin medida ni reparos
y eso que no dijiste nada

el primero de la lista es casi obligatorio
- Amarte hasta perder la cordura
que, en el fondo, ya perdí

los demás, están guardados para que nadie los descubra
son mis siete pecados
pero tiene una clave
que sólo tienes
bajo llave

........................................................

desearía con fervor
perderme entre tus sábanas

y que permitieras
que me quedara
enredada en ellas

hasta agotarnos el uno del otro.

3 comentarios:

Beatriz Nicolás dijo...

HOLA...... ME GUSTA LO QUE ESCRIBES ES PRECIOSO¡¡ Tienes mucho dolor. No te preocupes saldras de esta reforzada. La vida te traera algo mucho más bonito que lo que crees que has perdido por que cuando se nos cierra una puerta se abre otra más grande. Mira en tu sufrimiento por que es ahi donde mas vas a aprender y te ayudara a ser mejor persona, mas sabia y más grande.....

Estoicolgado dijo...

intensamente

WIG dijo...

Siempre es un placer pasar por aquí y ller la intensidad de tus reflexiones. Saludos